Estilo nórdico en tu hogar

estilo nórdico

El estilo nórdico proviene originariamente de Suecia, Finlandia, Dinamarca y Noruega y se trata de un estilo decorativo que toma las características propias de esos lugares a través de los materiales, artesanía, el clima y paisajes de la zona. Esta decoración se atribuye al diseñador Carl Larsson. Repasamos sus principales características:

  1. El estilo nórdico, también conocido como escandinavo, se caracteriza por amplios y luminosos interiores, algo que deriva de los largos inviernos de la zona originaria de esta forma de decorar y de la poca luz natural que tienen ahí.
  2. Este mismo motivo hace que en el estilo nórdico se aproveche la luz natural al máximo y que el color predominante sea el blanco y los tonos claros, tanto en paredes como en muebles y suelo (de madera clara por norma general), ya que el blanco siempre aporta más luminosidad y sensación de amplitud a cualquier entorno cerrado. Los detalles pueden introducirse en tonos fuertes para que contrasten.
  3. El estilo nórdico tiene aire minimalista ya que utiliza muebles con muchas líneas rectas, sencillos, en espacios poco recargados, siendo todo lo que se introduce en las estancias de carácter funcional; no sobra nada.
  4. Los materiales que utiliza el estilo nórdico son naturales, como la madera, las pieles, el cuero y también las plantas.

Estilo nórdico en todas las estancias de tu casa

Las características esenciales de la decoración escandinava (colores blancos, funcionalidad, utilización de madera, muebles minimalistas, pequeños toques de color a modo de contraste y decoración austera) podemos introducirlas en todas las estancias del hogar: en los dormitorios, en el salón, en la cocina…

Las cocinas nórdicas, por ejemplo, suelen presentar muebles en color blanco en contraste con la madera del suelo o la encimera. Los toques de color provienen de los elementos decorativos, podemos colocar flores naturales, botes de cristal o latas metálicas que darán a nuestra cocina un toque muy especial. Si dispone de grandes ventanales como ésta de la foto el efecto escandinavo está garantizado.

cocina nórdica
Visto en Freshome

Otro de los elementos básicos del estilo nórdico son los accesorios que elegimos para decorar. Como hemos dicho, se trata de no llenar los espacios en exceso, más bien se introducen pocos elementos, pero los que se colocan cobran mucha fuerza e importancia. No faltarán marcos de fotos con instantes de familia o amigos que deseemos ver en todo momento, cuadros de paisajes con aire vintage, flores naturales que aportan color, letras de madera y, sobre todo, cobra mucha importancia el tema textil. Mantas, cortinas, cojines y ropa de cama, siempre en tonos neutros pero dando un toque de color y personalización a la habitación.

Imagen principal: Icono Interiorismo

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Manualidades en casa para decorar tu hogar

La decoración hecha con manualidades en casa es, si cabe, más bonita...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *