Cómo mantener cuidadas tus alfombras

Las alfombras son un elemento de decoración que no falta en prácticamente ninguna casa, grandes, pequeñas, en el salón, en el dormitorio… Hay tantos diseños y tipos a día de hoy en cualquier tipo de tienda de decoración que es prácticamente imposible resistirse a tener una de ellas en algún rincón de nuestra casa, le proporcionará calided y un toque personal a cada espacio. El problema viene a la hora de mantener este tipo de elementos de decoración, a veces no sabemos muy bien cómo actuar para tenerlas limpias, cuidadas y perfectas.
Os vamos a dar unos consejos de cómo tener cuidadas vuestras alfombras, pero tened en cuenta que hay muchísimos tipos y materiales, por lo que lo primero que tenéis que hacer es informaos de qué podéis hacer y que no con vuestras alfombras, ya que hay algunos materiales que no deben mojarse, otros que no se deben cepillar y otros que incluso, puedes meterlos a la lavadora y quedan como nuevas, así que primero tened eso en cuenta.

Aspirar semanalmente

Al menos tu alfombra debería ser aspirada una vez por semana, aunque la veas limpia hay muchísimas partículas minúsculas camufladas en su interior, en la mayoría de los casos son tan sólo partículas de polvo pero también se acumulan ácaros que pueden llegar a ser perjudiciales para ti y tu familia, así que aspírala con cuidado con un aspirador o si no tienes sacúdela a conciencia en el exterior de tu casa, verás como aunque no notases que estaba sucia después de hacerlo se verá mucho más limpia.

Recupera su forma original

Probablemente tu alfombra tenga algún mueble encima que no tiene por qué dañarla pero que sí que modifica su forma original… Las patas de una mesa, de una silla o una cómoda pueden dejar marcas en tu alfombra, por ellos lo mejor es que la cojas de vez en cuando e intentes que recupere su forma anterior. Un truco es frotar esa zona de tu alfombra con un cubito de hielo durante unos minutos y después cepillar con agua, ¡quedarán como nuevas!

Colores más vivos

Hace un tiempo leí en una web un truco que al principio pensé que no haría mucho pero la verdad es que funciona. Tienes que echar sal por toda la alfombra, deja actuar durante aproximadamente una hora y después aspírala bien o sacúdela en la zona exterior de tu casa, ¡te sorprenderá el color tan bonito que recupera!

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Noelia Romero
Escrito por
Noelia Romero
Más artículos de Noelia Romero

Ideas para cocinas de estilo rústico

Lo rústico nunca pasa de moda, esa es la gran ventaja de...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.