Lámparas pegadas al techo, modelos y funcionalidad

lamparas pegadas al techo

Si nuestra casa tiene los techos bajos a la hora de iluminar las estancias debemos apostar por lámparas pegadas al techo, puesto que una lámpara que cuelgue demasiado, y más si somos un poco altos, puede resultar bastante incómoda tanto a la hora de movernos por la habitación como decorativamente hablando.
Cuando pensamos en cómo colocar la iluminación en nuestro hogar debemos tener en cuenta la funcionalidad de la misma, es decir, que los aparatos estén bien colocados donde realmente queremos iluminar y nos sean cómodos y útiles, y decorativamente hablando que aporten algo a la estancia, que sean especiales. Una buena iluminación en un espacio pequeño contribuirá a aportar más sensación de amplitud, y más si colocamos lámparas pegadas al techo con las que ganar algo de espacio.

En las lámparas pegadas al techo no hay, realmente, mucha capacidad de innovación y decoración, y lo más habitual es apostar por plafones o focos. También existen algunos modelos de lámparas más modernos e innovadores, como esta lámpara modular de Ramón Esteve.

Visto en /www.ramonesteve.com
Visto en /www.ramonesteve.com

Tipos de lámparas pegadas al techo

Los plafones son uno de los tipos de lámparas pegadas al techo más habituales de encontrar en una casa. Son aparatos planos que se pegan al techo y que ocultan la bombilla. Podemos elegir el tipo de cristal, forma y diseño del plafón, desde los más clásicos de toda la vida hasta lámparas mucho más modernas y decorativas. También existe la posibilidad de los semiplafones, que sobresalen un poco más hacia abajo pero no son lámparas colgantes. Hay plafones redondos, cuadrados, rectangulares, hexagonales… Si queréis innovar un poco, tocará buscar el que más os guste decorativamente hablando.

plafon diseno
Visto en www.vibia.com

Al estar pegados al techo, los plafones pasan desapercibidos a la vista y por eso son perfectos para instalar en habitaciones pequeñas en las que queramos resaltar otro tipo de objetos o ganar espacio visualmente. Se integran en la estancia proporcionando una luz uniforme sin recargar la habitación. Podemos encontrar plafones de materiales como el cristal, PVC, metacrilato, con marco de madera o metálico, etc.

Otra opción de lámparas pegadas al techo son los focos, empotrados en el techo o direccionables. Son muy apropiados para baños y pasillos, y requieres del trabajo de un profesional para instalarlo. Los focos son más adecuados para ambientes más informales.

focos techo

Como veis, aunque parezca que no, las posibilidades a la hora de colocar lámparas pegadas al techo también son amplias, es cuestión de decidirse por el diseño o por la funcionalidad, o por ambas cosas, y buscar aquel plafón o foco que mejor se adapte a nuestra habitación y a sus necesidades de luz.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

7 trucos para mantener en orden tu vivienda

Siempre he pensado que el orden y la limpieza forman parte esencial...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.