Frigoríficos con tara, comprar más barato

Frigorificos con tara

No corren tiempos especialmente boyantes económicamente hablando y, en ocasiones, que se estropee la nevera o cualquier otro electrodoméstico y toque cambiarlo de manera inesperada puede suponer un gran gasto extra, un desembolso que no queda más remedio que asumir porque necesitamos de este elemento en la cocina. Por eso, los frigoríficos con tara se convierten en una alternativa más que interesante para poder ahorrar algo de dinero en esta compra pues la diferencia de precio puede ser importante.
Los frigoríficos con tara son electrodomésticos baratos ya que presentan ciertos desperfectos estéticos que hacen que su precio se reduzca debido a que su apariencia no es la apropiada para venderlos en una tienda normal y al precio habitual.

El funcionamiento de estas neveras es correcto y tienen su garantía correspondiente; la tara corresponde, por ejemplo, a un arañazo o a un golpe en la parte exterior que no influye en que puedan utilizarse con total normalidad. Suelen ser pequeños desperfectos, en ocasiones más grandes, pero vale la pena tener en cuenta que debido a esto el precio puede descender notablemente.

Consejos para comprar frigoríficos con tara

Existen cada vez más establecimientos que ofrecen estos frigoríficos con taras con descuentos que pueden suponer hasta un ahorro del 50% sobre el precio de compra, interesante, ¿verdad?

Eso sí, cuando acudas a comprar este tipo de electrodomésticos con algún desperfecto asegúrate de que, efectivamente, funciona correctamente y comprueba bien en qué consiste la tara, si crees que la podrás disimular o si compensa por el precio final que vas a pagar.

Recuerda unas diferencias. No es lo mismo producto con tara con uno refurbished. Esto significa, por lo general, que el electrodoméstico ha sido vuelto a poner a la venta tras una devolución, devolución que puede provenir de un fallo del funcionamiento que se haya podido solucionar o de un problema estético. Los descuentos en este caso son más elevados y llegan en algunas ocasiones hasta el 80%. Eso sí, aquí te expones a que el problema que se ha subsanado teóricamente para su nueva puesta a la venta tenga posibilidades de volver a surgir.

Tampoco es lo mismo los frigoríficos con tara que los de outlet. Estos suelen corresponder a productos de otras temporadas, modelos que ya no se fabrican pero no pero ello tienen desperfectos o son de peor calidad, si no que es más una cuestión de moda o de renovación de catálogos de las marcas, que deben dar salida a esos electrodomésticos que ya no van a fabricar y los ponen a precios más baratos.

Imagen: Bray and Scarff

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Decoración y reformas con microcemento

Formado con cemento y resinas y de un espesor de entre dos...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *