Decoración con espejos grandes

espejos grandes

Los espejos son elementos que nunca deberían faltar en la decoración del hogar. Si son espejos grandes la personalidad que aportarán a la estancia donde los coloques será increíble, puesto que se trata de piezas que por su tamaño son especialmente llamativas y elegantes.
Los estilos de los espejos pueden ser muy variados; pueden estar confeccionados con madera, hierro… Con marcos más o menos anchos y con aires más vintage, industrial o rústico. Siempre deberá ir acorde al resto de la decoración que tengamos en casa puesto que, además, los espejos grandes se van a convertir en punto focal de la habitación donde los pongas.

La decoración de pasillos invita a colocar espejos. Estos reflectan la luz y producen la sensación visual de mayor amplitud de las estancias, por eso, son especialmente adecuados en este lugar que, por lo general, tiende a estar más oscuro y a ser normalmente estrecho.

Dónde colocar los espejos grandes

Los espejos se pueden poner en cualquier habitación; además de decorativa, cumplen una evidente función práctica puesto que se trata de usarlos para vernos cuando nos estemos vistiendo, peinado, aseando… Es por ello que nunca faltan en cuartos de baño y dormitorios, aunque puedes ponerlos de manera más decorativa en salones, por ejemplo. Los grandes nos van a ayudar a vernos de cuerpo entero y por eso son muy prácticos. Colocados en un recibidor, por ejemplo, servirán para agrandar este lugar a la vista y que parezca más amplio y más luminoso, además de que darán una estupenda bienvenida a todo aquel que visite tu casa.

A la hora de ponerlo sea donde sea la ubicación escogida, observa qué es lo que refleja el espejo. Evita ponerlo, en este sentido, en algún lugar que refleje algo que no te guste especialmente, esa parte no tan chula de tu salón o esa pared que todavía no has tenido tiempo de decorar. Los espejos grandes, si dispones de sitio, quedan maravillosos en cualquier lugar puesto que en sí mismos son espectaculares. Evita poner uno pequeño en una pared grande, a no ser que pongas varios ellos creando una composición.

Para lograr esa sensación de amplitud intenta ponerlo enfrente de una ventaja para que se refleje el paisaje y la luz que entra. También apuesta segura será colocarlos en recibidores y pasillos porque como te comentaba antes son lugares normalmente más sombríos y pequeños. Si lo que quieres es que tu cuadro, mueble o accesorio favorito cobre más protagonismo sólo tendrás que poner un cuadro enfrente para que lo refleje y así multiplique su belleza.

Imágenes: Maisons du Monde

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Lámparas pegadas al techo, modelos y funcionalidad

Si nuestra casa tiene los techos bajos a la hora de iluminar...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *