Decorar en blanco ¿y por qué no?

Me encantan los colores. Son alegría find more info. Pero adoro el blanco. ¿Por qué? Porque en una casa da sensación de paz, de tranquilidad, es armonía. Y por eso mi casa es blanca, con pequeños toques de color en sus complementos, pero eminentemente blanca. Vamos a ver algunas ventajas y razones para decorar en blanco.

  1. El color blanco da luz y proporciona sensación de amplitud a las estancias, porque de hecho refleja la luz que entra por las ventanas o la luz artificial, así que si tu casa es pequeñita, no lo dudes. Y si es grande, tampoco.
  2. El blanco combina con todo. Si quieres darle algún detalle de color o estampado con algún complemento tendrás muchas opciones para elegir.
  3. El blanco es elegante, es minimalista, es acogedor. Perfecto para hogares tanto clásicos como modernos. Se adapta a todos los estilos.
  4. El blanco es paz, es armonía, es muy relajante. Estar en una habitación blanca da mucha sensación de sosiego y equilibrio. Combinado con madera, nos dará un ambiente de lo más acogedor.
  5. Con las paredes blancas, por ejemplo, o los muebles, puedes sacar mucho más partido a los complementos, a los detalles que visten tu hogar, ya que visualmente serán más atractivos y llamarán la atención sobre el fondo claro.
  6. Hay diferentes tonos de blanco ¡151 en la carta Pantone! Más cálidos, más fríos, azulados, grisáceos… Puedes combinarlos entre sí si no quieres pintarlo todo blanco puro.
  7. El blanco favorece a todas las estancias, cocinas, baños, salones, dormitorios… Además, nunca pasa de moda, por lo que siempre tendremos una vivienda actualizada a través de los complementos y accesorios, que podremos ir variando en cuanto formas, colores y texturas, pero sobre un fondo blanco siempre lucirán perfectas.
Sin duda, uno de los grandes aciertos de mi casa fue pintarla completamente de blanco, incluso las puertas. Cuando llegamos a ella cada habitación estaba pintada de un color, con unas tonalidades muy muy intensas y unos colores demasiado fuertes, por lo que lo primero que decidimos hacer es pasarnos al blanco, en contraposición a esa gama tan colorida y que tanto saturaba a la vista. El resultado no puede gustarme más, ya que la sensación de paz, equilibrio y tranquilidad que siento cuando estoy en ella no la había sentido nunca y creo que el blanco es quien ayuda a que esto ocurra.

Imagen: Home Personal Shopper

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Chimeneas protegidas preparadas para el invierno

Cuando el verano termina toca pensar en acondicionar nuestra vivienda de cara...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *