Consejos e ideas para iluminar la cocina

consejos-decorar-cocina

Es uno de los lugares de la casa con mayor actividad. Preparamos la comida, desayunamos o cenamos, hablamos y disfrutamos de buenos momentos en compañía. La cocina es una estancia donde siempre hay algo que hacer o alguien con quien estar y, por eso, la iluminación juega un papel fundamental, tanto para estar cómodos y seguros cocinando como para encontrar todo lo que buscamos en un armario o crear un ambiente confortable.
Hoy vamos a ver algunos consejos e ideas para que ilumines tu cocina de una manera práctica y funcional al mismo tiempo que diseñas una estancia acogedora, de esas en las que apetece estar.

  1. En primer lugar, es importante que coloques una luz funcional. Este tipo de iluminación se centra en una zona concreta de la cocina, como puede ser el fregadero, la placa o la encimera. Para ello es habitual colocar focos que centran la luz en esos puntos y que contribuyen a mejorar la seguridad y la comodidad de estas áreas donde el chef prepara sus mejores platos.
  2. Por otro lado, debes apostar también por una luz de ambiente que te ayude a crear un espacio confortable en una determinada zona de la cocina; una lámpara sobre la mesa o sobre una isla si tienes, un aplique de pared que proporcione una iluminación suave y muy agradable…
  3. Y, finalmente, la iluminación general, esa luz uniforme que alumbra toda la estancia a través de lámparas de techo o plafones, por ejemplo. Si combinas y equilibras estos tres tipos de luces conseguirás realizar las actividades que se llevan a cabo en la cocina de manera segura y siempre en un entorno muy acogedor.
  4. Puedes colocar luces en el interior de los cajones y armarios, que se enciendan y apaguen solas cuando los abras y cierres, de manera que no te haga falta darle a ningún otro interruptor si tienes que entrar a la cocina a buscar algo.
  5. A través de la luz también puedes resaltar algunos objetos decorativos, por ejemplo, dirigiéndola hacia una alacena en la que guardes tu menaje, hacia una estantería donde hayas colocado esa vajilla vintage que tanto te gusta o tu juego de café preferido, o iluminando una lámina que has colgado en la pared de tu cocina.
  6. La mesa de la cocina es ese lugar de encuentro y reunión donde se producen animadas charlas en familia o con amigos. ¿Hay algo más incómodo que estar hablando con alguien y apenas verle la cara? ¿O estar comiendo sin saber exactamente qué es lo que te estás llevando a la boca? ¡Esto no puede ser! Por eso, debes iluminar este espacio a través de una lámpara que colocarás a unos 60 centímetros de distancia de la mesa, para que todos vean los platos que van a disfrutar y os encontréis cómodos en las conversaciones. Las hay con tulipas especiales muy decorativas que evitan que la luz moleste y deslumbre a los comensales.
  7. Los focos son grandes aliados en la cocina. Los puedes poner empotrados debajo de los muebles que se sitúan sobre la encimera para que así puedas estar cómodo y ver bien la zona de trabajo que queda debajo de ellos. Esa luz puntual y concreta será muy útil a la hora de cocinar.
  8. Coloca luces LED en tu cocina. Duran más (hasta unas 45.000 horas de uso, lo que equivale a más de 15 años si la encendemos ocho horas al día) y consumen hasta un 80% menos. Además, si esta luz LED tiene un alto valor CRI (Colour Rendering Index) verás mejor los colores de los alimentos que vas a preparar. No dan calor puesto que el 80% de la energía que consumen la transforman en luz.
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Colores para salones acogedores

online viagra buy brand viagra generic viagra pricing buy levitra reviews daily...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *