Chimeneas protegidas preparadas para el invierno

cristal-vitroceramico-chimenea

Cuando el verano termina toca pensar en acondicionar nuestra vivienda de cara al otoño y al invierno. Cambiamos los textiles y cada vez tenemos ganas de que llegue el frío para poder sentarnos frente a la chimenea, ese elemento que nos ayuda a calentarnos al mismo tiempo que decora las estancias y nos permite diseñar unos rincones de lo más especiales en los que pasar momentos únicos mientras disfrutamos del crepitar del fuego.
Pero ¿cómo conseguir no perder calor en esta zona tan especial de nuestra casa? El cristal vitrocerámico se convierte en una de las soluciones, ya que conseguirás cerrar la chimenea dejando que se vea el interior y pudiendo seguir disfrutando de la belleza de las llamas encendidas. Además, también deja salir su relajante sonido pero mantiene a raya el olor a humo.

Este tipo de cristales consiguen que la temperatura ascienda lo suficiente como para calentar la estancia pero desde un punto de vista seguro ya que las llamas se mantienen dentro, no saltan chispas ni caen troncos fuera, y tampoco permite acceder directamente a ellas, por lo que estaremos evitando la posibilidad de que suceda un accidente.

Otros beneficios de colocar un buen cristal en la chimenea

De este modo, este cristal que se fabrica a medida aísla perfectamente la chimenea y, por lo tanto, cubrirá todo los huecos que existan en esta superficie, mejorando el sistema de climatización de nuestro hogar.

Por otro lado, también afectará a la eficiencia energética de la vivienda, ya que conseguimos calentar la casa mucho mejor, sin perder calor por el camino y sin que se resienta nuestro bolsillo; el rendimiento y combustión de la leña será mejor y la temperatura de la habitación se va a mantener constante.

Este tipo de cristales se pueden colocar tanto en chimeneas como en estufas, y es que aunque ya tengan cristal es posible que hayan sufrido algún deterioro o que incluso se hayan roto con algún cambio brusco de temperatura. Algunos de ellos son incluso autolimpiables, por lo que la limpieza de esta zona de la casa está asegurada; los que no lo son pueden limpiarse fácilmente con un producto apropiado para cristal de vitrocerámica.

Ahora solo queda esperar a que llegue el frío para encender el fuego y sentarnos frente a él, creando ese rincón tan especial en el que nos gusta desconectar, frente a la chimenea o al lado de una estufa, un lugar muy decorativo que seguro que se convierte en tu sitio preferido de la casa.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Isabel
Escrito por
Isabel
Más artículos de Isabel

Colores para salones acogedores

online viagra buy brand viagra generic viagra pricing buy levitra reviews daily...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *